DESCALCIFICACIÓN

La descalcificación es el método más sencillo y económico de rebajar los niveles de cal y magnesio del agua de su hogar a unos niveles óptimos, ofreciendo una gran cantidad de ventajas en la higiene y en la protección de las instalaciones, sanitarios, gríferia... lo que obliga a realizar reparaciones constantes.

Su tecnología se basa en el paso del agua dura a través de un lecho de resinas de intercambio, que deja este agua con la dureza justa y deseada para el uso doméstico.