EL AGUA Y LOS VIAJES

Hasta hace poco, se podía decir que viajar era solo para unos pocos privilegiados del mundo, pero cado vez más, cualquier familia normal y corriente puede viajar con toda normalidad y sin ningún problema. No solo violan adultos, o personas jóvenes, sino también niños, ancianos, personas con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas, etc. Se realizan viajes o lugares exóticos y a menudo, estos lugares pueden tener condiciones climáticas, sanitarias e higiénicas muy diferentes a la de los países desarrolladas. Esto es un factor de riesgo para cualquier persono, sobretodo cuando el cuerpo necesita agua y necesita hidratarse. Las enfermedades más frecuentes en estos cosos son aquellas transmitidas por el agua y los alimentos.

La diarrea afecta al 20-50% de los viajeros. Este trastorno puede causar situaciones embarazosas, molestias o incluso sufrimiento y trastocar los programas de turismo o de negocios En los individuos más vulnerables la diarrea también puede ser grave y hasta mortal sino se trato con rapidez y eficacia. Entre otras enfermedades trasmitidas por los alimentos y por el agua, los viajeros pueden contraer fiebre tifoidea, poliomielitis, hepatitis viral A y varios infecciones parasitarias.

El mejor modo de protegerse es elegir y preparar con esmero los alimentos y las bebidos. Lamentablemente, lo apariencia de los alimentos no es garantía de seguridad, porque las comidas contaminadas pueden tener un aspecto muy tentador.

Hay que tener cuidado con alimentos como la leche, a alimentos crudos como los vegetales, es mejor asegurarse con alimentos que puedan pelarse y limpiarse en el momento de comerlo, puesto que pueden estar contaminados y ser peligrosos. Los platos que contienen huevos crudos o poco cocidos, como la mayonesa y otras salsas de algunos postres, también son una fuente importante de peligro. Si nos referimos a comida cocinado, es mejor asegurarse de que este recién cocida y bien caliente.

La leche sin pasteurizar debe hervirse antes de consumirla. Salvo que sea de pureza comprobada, el agua para beber o de hervirse, clorarse y filtrarse Es preferible evitar el hielo, salvo que conste que se ha preparado con agua sana. Las bebidas como vino, cerveza, té o café caliente, aquellas adicionadas con anhídrido carbónico a con zumos de frutas envasados suelen ser seguros Pueden utilizarse comprimidos desinfectantes de liberación lenta o instalar un filtro en el grifo de agua paro obtener una desinfección segura.

Es importante solo usar agua que sepamos que esta desinfectada y filtrada, no solo para beberla, sino para cocinar cualquier cosa o para hacer hielo. Si por cualquier cosa se padece diarrea, es necesario beber aguo en abundancia, así como una solución rehidratante que contenga sal y glucosa. La deshidratación causa por la diarrea puede ser peligroso a cualquier edad, pero más en los niños pequeños.